A mis pequeñas

A mis pequeñas
4.9 7 votos

Cuando estéis viendo una película o leyendo un libro aburrido, dejadlo. Hay un montón esperando, más de las que podáis llegar a disfrutar. No perdáis el tiempo con los malos.

No humilléis a nadie. Aunque os sepáis superiores, disimulad. Todas las personas merecen su dignidad y suelen valorarla.

No hay verdades absolutas. Cuando dos personas discuten, lo más probable es que ambas tengan razón. A veces podréis escaquearos pero otras veces tendréis que tomar partido. Lo haréis bien, no temáis.

No es obligatorio tener una postura definida sobre todo. Lo más normal es que haya cosas de las cuales no tengáis ni idea y es lógico. El ridículo se hace al opinar sin saber.

Si metéis la pata, que la meteréis, pedid perdón. Parece difícil pero no cuesta nada y ayuda a redimirse.

Dad las gracias a quien las merezca. Tampoco cuesta nada y queda muy bien.

Siempre es preferible pasarse de bueno y parecer tonto que a la inversa. La gente infravalora el peso de la conciencia. La realización plena se logra siempre ayudando a los demás.

No perdáis el tiempo, sólo los necios lo hacen.

Aprended a leer, a leer bien. Hoy por hoy es la mayor fuente de conocimientos que podéis encontraros.

Fiaos de vuestro instinto cuando tratéis con otras personas. No suele fallar.

Es perfectamente normal dudar y sentirse inseguro, a vuestros padres también les pasa pero con la edad se les nota menos.

Las únicas personas que no tienen miedo a nada son las que no tienen nada que perder. El miedo es humano.

Es mentira que con esfuerzo vayáis a conseguir todo lo que os propongáis. Todos tenemos unos límites y no podréis salir de ellos por mucho que os esforcéis, sed felices haciendo las cosas lo mejor que podáis.

El camino hacia el éxito es mucho más importante que el éxito en sí. Disfrutad cada día de las pequeñas cosas, ahí está lo mejor de la vida.

Probablemente no os sobre el dinero. Tened en cuenta lo que ganáis antes de gastarlo.

El trabajo es un medio, nunca un fin. Se trabaja por dinero, no lo olvidéis.

Fumar es una mierda y beber también. No desperdiciéis vuestro tiempo y dinero con las drogas. Suenan divertidas pero a la larga no compensan.

No subestiméis el poder de una sonrisa.

Es imposible estar de acuerdo con todo el mundo. Hay gente muy rara y por sensatas que seáis siempre habrá quién os lleve la contraria. Manteneos firmes en vuestra postura, la firmeza es buena.

Mantenerse firme no significa cabezonear. La cabezonería es mala.

Las personas que os hagan daño no merecen la pena. Alejaos de ellas.

Los buenos amigos escasean, si encontráis alguno, no lo dejéis escapar.

Pedid ayuda cuando la necesitéis. Todo el mundo la necesita alguna vez.

Lo más grande en este mundo son las personas. Todas tienen algo que vale la pena. Aprended de todas ellas.

Huid de las religiones, si podéis. Han impedido el avance de la humanidad durante demasiado tiempo como para darles credibilidad.

Leer Parte II >>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.