Corriendo

Corriendo
Valorar Post

Hoy es Nochebuena y falta poco para que nos pongamos morados de marisco, dulces y champán.

Supongo que muchos de vosotros, como yo, iréis invitados a casa de vuestros padres, tíos, hermanos, suegros o abuelos. Llegaréis, como yo, faltando media hora para la cena, frotándoos las manos para entrar en calor y preguntando dónde tenéis que dejar el abrigo.

El olor de la comida inundará vuestra pituitaria y casi no tendréis tiempo para sentaros a la mesa después de los saludos pertinentes. La cena estará lista, un sinfín de suculentos platos para disfrutar en la mejor de las compañías posibles. Sonreiréis, y halagaréis a la persona que haya cocinado para vosotros. Mientras él/ella sonríe nervios@ esperando el veredicto, la misma sonrisa que vosotros tenéis al mirar el crono cuando llegáis a meta. “¿Lo habré hecho bien?,creo que me he esforzado mucho”, pensáis.

Mientras, en la calle, mucha gente empezará su jornada laboral: médicos, policías, bomberos… Cada uno pondrá su granito de arena para que podáis cenar con la tranquilidad de que todo está bajo control.

Esta entrada está de dedicada a ell@s, las personas que hacen posible que en el día de nochebuena, yo no tenga que hacer nada más que disfrutar.

A tod@s las madres/padres que cocinan para sus hij@s, a tod@s l@s que velan por nuestro bienestar. A todas esas personas que tienen que hacerlo todo corriendo para que nada falle en un día como hoy. A tod@s ell@s:

Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.