Reválidas

Reválidas
5 2 votos

Ya está aquí, ha llegado la temida reválida. La solución, según el ministro Wert, a todos los problemas de la vilipendiada educación española.

PISA nos otorga una puntuación 23 puntos por debajo de la media y se arma la de San Quintín. 23 puntos sobre 500, lo que viene a ser un 0.4 sobre 10, una diferencia irrisoria dicho sea de paso.

Ya está, nuestros críos no aprenden porque los examinamos poco. Olvidan los contenidos porque no los repasan y para eso no hay nada mejor que una prueba externa cada cierto tiempo. Y qué mejor edad que los 8 años para que un grupo de desconocidos te hagan un examen de todo lo que has podido aprender, o no, hasta la fecha y te digan si estás o no a la altura. De buen rollo, que es solo a título informativo y tal, no te agobies. Tantos años para que calase en la sociedad el concepto de evaluación continúa y nos la cargamos de un plumazo…

A nuestros iluminados asesores del ministerio de educación no se les ha ocurrido pensar que, tal vez, hincar los codos no sea la mejor manera para afianzar los conocimientos adquiridos. Pensar que nuestro problema radica, tal vez, en un ratio de alumnos por aula exageradísimo, en una densidad de contenidos bestial durante la primaria, en unos mecanismos de evaluación anticuados y en una obsesión absurda con pruebas externas que no hacen otra cosa que poner etiquetas pero que no aportan soluciones.

Claro que, dotar al sistema educativo público de los medios adecuados supondría destinar una parte importante de los presupuestos generales del estado a ese fin y, seguramente, los resultados no serían visibles a corto y medio plazo. Y evidentemente, poner el objetivo a más de 10 años vista es totalmente incompatible con la política del  “aquí y ahora” tan arraigada en nuestro país.

No les culpo. Gran parte de nuestra sociedad sigue anclada en la idea de que la cantidad es más importante que la calidad, sólo hace falta escuchar a muchos padres y otros tantos docentes obsesionados con lo que sus hijos / alumnos “saben”.  Son capaces de trabajar durante meses la tabla del 7 cuando con un año más de madurez no llevaría más de un par de días solo por decir que el crío sabe multiplicar. Aunque este es otro tema que también daría para hablar un rato…

Obligar a los estudiantes a memorizar contenidos puede que nos otorgue una mejor puntuación en PISA, que hasta eso dudo, pero está claro que no les va a dotar de más conocimientos ni les va a preparar mejor para su vida futura.

Espero de corazón que la LOMCE no llegue a implantarse. Como docente, como padre y como persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.