IX Carreira Pedestre do Nadal de San Cibrao das Viñas

Valorar Post

Si os digo la verdad, estaba muy nervioso. El año pasado corrí sin presión, queriendo hacer un buen papel al correr en casa, pero pensando que nunca tendría opciones de podio. Este año, sin embargo, sabiendo que sí las tenía, iba como un flan.


La peque dio mala noche, tiene el cuadragésimo catarro del invierno y se despertó muchas veces, dormí hasta las 4:45 a partir de ahí fue casi imposible. El año pasado esto hubiese sido un fracaso garantizado pero ahora estoy más “acostumbrado” :(.

A las 11 ya estaba por la zona de la carrera, bastante frío pero no tanto como el año anterior, unos 2º. Pillo el dorsal, caliento un buen rato sin quitarme el chándal y cuando faltan 15′ para la salida me visto de corto. Unos estiramientos,algo más de trote y ¡a la salida!


Me coloco sobre la 4ª fila, busco con la mirada a mis rivales locales pero no encuentro a ninguno. Sé que este año participa alguno bastante más fuerte que al año anterior y que si quiero pelear la victoria necesito dar el 110%.

Pistoletazo y salida fuerte, muy fuerte, a tope diría yo, por debajo de 3’30”/km, pero quiero coger un buen grupo de referencia que tire más que yo. El km 1 pica un poco para arriba pero aún así lo acabo en 3’37”.

Sé que es muy deprisa pero procuro mantenerme en el grupo, voy con gente mucho mejor que yo y lo sé, pero no me importa, ya llegará el momento de dejarme caer.

El Km 2, en 3’48”. Ahora volvemos a pasar otra vez por la zona de la salida y después empiezan los 1’5km hacia arriba.

Sigo bien en el grupo, sabiendo que voy a sufrir pero ya he calentado algo los músculos y la respiración se ha estabilizado. Paso el km 3 en 3’45” y no me veo demasiado forzado.

Empieza lo bueno, sé que no debo cebarme, seguir en el grupo es el objetivo. No he visto pasar a ninguno de mis rivales locales y eso es bueno, la realidad es que el dorsal 44 iba mi lado pero hasta ver las fotos no me había dado cuenta :).

Subimos el primer kilómetro, empieza con rampa larga y tendida para terminar con una cuesta de unos 200m muy fuerte. Consigo hacerlo en 4’14” y no voy mal, veo que me sitúo en la cabeza del grupo y casi voy yo tirando. Es buena señal, esta gente no va mucho mejor que yo y puede que me lleven hasta la meta.

Ahora quedan unos 500-600m de subida, primero más suave y después una rampa durísima de 200m, la más dura de la carrera, el resto es todo bajando por lo que si llego arriba en condiciones, podré correr mucho.

En la rampa dura se estira el grupo, yo voy en segundo lugar dejando que un tipo tire por mi, culminamos pero voy mal de respiración y tengo que dejarme caer un poco en el grupillo, casi hasta la cola.

Empieza la bajada, y en este momento el dorsal 44 y yo nos emparejamos, intento aguantar su ritmo en la bajada, que ronda el 3’30”, pero después de haber subido hace nada, se me hace demasiado y paso el km5 a 4’13”.

Se me va, no puedo con él, la distancia va creciendo según pasan los metros, el grupo inicial se ha dividido en dos trozos y él va en el de delante. Pasamos el Km 6 en 3’37”, ni yo mismo sé como puedo mantener ese ritmo…

Lo llevo a unos 10m por delante, no es nada pero no soy capaz de contactar, pego varios acelerones pero no llego, cuando me estoy acercando se me aleja otra vez. Nunca había competido contra nadie y he de decir que es duro de verdad.

El km 7 a 3’47” y sigue ahí, no se me va del todo pero no llego a contactar. Lo que queda de carrera es lo mismo que hicimos al principio, que ahora toca picando un poco hacia abajo, giro a la izquierda y afrontamos una recta larga de 1km. Ya queda poco y ¡no puedo más!, se me van escapando definitivamente las opciones.

Queda 1km y uno de los que van en mi grupo cambia, es ahora o nunca, tengo que engancharme a este tío para que me lleve al grupo delantero, son 15m pero yo solo no soy capaz, hago lo que puedo, el tío sigue ahí pero me voy acercando, cada vez queda menos, unos 600m y llegaremos a meta, km 8 en 3’36” , uff no sé de dónde saco las fuerzas…

400m y contactamos, me pongo a la par, no me lo pienso dos veces, me dejo todo lo que me queda, no miro atrás, solo corro fuerte, ya veo a la gente en la meta son 300m y llego…

Oigo que viene gente acelerando por detrás, no me rindo, faltan 200m y giro la cabeza, no me sigue.

No se me va a escapar, enfilo la recta de meta ya relajando el ritmo y aunque me pasan un par de tipos no me importa.

Cruzo la meta totalmente destrozado, me cuesta un buen rato recuperar el aliento, esos últimos 500m han sido a 3’10”/km, demasiado para alguien como yo. Mi cara lo dice todo :D.

Tiempo final 31’54” de crono real para 8400m (no llegamos a los 8’5km), casi un minuto menos que el año pasado pero este año con 300m más de recorrido, a 3’48”/km de media.

Es la misma media que hice hace unos días en la Megaxove, pero los perfiles de las dos pruebas no tienen nada que ver, hoy sí que puedo estar orgulloso del esfuerzo. A partir de ahora me centraré en el sub38′ en el 10000, a ver si puede ser.

Costó mucho y aunque solo por 5” conseguí el triunfo local, trofeo y 60 eurillos para material deportivo. Unos pinchos en la mejor compañía, unas risas con el sorteo de regalos y en general muy, pero que muy, contento.

En la clasificación general, el podio quedó:

1º) DANIEL BARGIELA ARAUJO en 27’17”
2º) CRISTIAN DIAZ LORENZO en 27’36”
3º) J. MANUEL FERNANDEZ MARQUEZ en 27’48”

En el podio femenino estuvieron:

1ª) ISABEL SÁEZ BATALLÁN en 33’27”
2ª) IRIA FERNANDEZ FONTENLA en 34’28”
3ª) SILVIA TEIJEIRO FERRO en 35’34”

Podéis consultar las clasificaciones completas aquí

Hasta la próxima ;).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.