XV Medio Maratón Cidade de Pontevedra 24-10-10

XV Medio Maratón Cidade de Pontevedra 24-10-10
5 6 votos


Bueno pues, no sé muy bien por dónde empezar. Decir que abordaba esta carrera como objetivo principal de la temporada, desde hace un año llevo intentando, sin éxito, mejorar mi marca en medio maratón y, puesto que esta carrera es ideal para ello, quería lograrlo aquí.

Tengo un cariño especial a esta prueba puesto que hace casi un año debuté aquí en esta distancia consiguiendo el que , hasta la fecha, era mi mejor crono: 1h29’02”. el objetivo que me había marcado tras acabar la prueba el año pasado era intentar bajar de 1h25′ en este año.

La realidad era que, debido al adelanto de la carrera con respecto al año pasado, mi preparación todavía distaba mucho de ser ideal, pero aún así siempre se tiene un poco de esperanza.

El día amaneció ideal para correr, 15º de temperatura, ni pizca de viento y nada de lluvia. Llegaba descansado tras haber parado 4 de los últimos 5 días de la semana y tenía ganas de salir fuerte. Me situé en la salida en torno al puesto 150 que supuse que, aproximadamente, sería el mío.

Puntualmente, a las 10:30 sonó el disparo y empezamos a correr. Tras unos metros complicados esquivando corredores me sitúo en un grupo que rueda sobre los 3’50”, ritmo muy superior al que yo espero llevar pero no malo para comenzar la prueba.


Decido que intentaré seguir a este ritmo lo que pueda y después veré cómo aguantar lo que reste para el final. Entramos ne la zona universitaria por primera vez y, como todo es llano, mantengo el ritmo sin muchos problemas siempre por debajo de los 4’/km.

A partir del km 7 entramos en el centro de la ciudad, es el único tramo donde se concentran las subidas de la carrera, no son muy duras ni muy largas pero cuando uno va al límite todo le parece mucho :). En esta vuelta subo cómodo a ritmos de 4′ o un poco por encima, pero nunca más de 4’05”.

Tras las subidas, llega el km 10 que es casi todo cuesta abajo, en él recupero el ritmo de 3’50” y paso por la pancarta de 10km en 39′, que, hasta la fecha, es mi mejor marca personal en esta distancia.

Como os podéis imaginar, el ritmo es muy superior a lo que puedo llevar, pero aún así decido arriesgarme e intentar llegar lo más lejos posible a esta velocidad, a ver qué sucede.


Continúo a ritmos de 4′ durante los siguientes kilómetros y consigo comenzar segunda vuelta al circuito sin bajar el pistón. Volvemos a entrar en la zona universitaria y mis fuerzas van empezando a fallarme, lo que antes eran ritmos de 3’50”-3’55” ahora son todos sobre los 4’02” hasta llegar al km 15 donde mi ritmo disminuye notablemente hasta los 4’05”.

Con esta perspectiva, teniendo en cuenta que dentro de nada volveríamos a entrar en la ciudad y que las cuestas me esperaban otra vez, decido aflojar un kilómetro tratando de recuperar fuerzas para el último tramo.

Hago el 16 en 4’09” y me lanzo a por la subida. Evidentemente, voy fatal, mi cuerpo no responde como antes y veo que me van pasando corredores, hago esfuerzos por cambiar el ritmo pero veo que no puedo y temo que e me escape la marca porque termino el 17 en 4’20”.

Aún así, sé que falta poco, que la rampa más dura ya ha pasado y que si consigo llegar al 19, todo lo demás será terreno favorable, aprieto los dientes para hacer el 18 en 4’08” y me dejo la piel por los 4’16” del 19.


Lo que resta es cuesta abajo o llano, lo peor ya ha pasado, pero sacando la calculadora sé que tengo que hacer lo que falta a menos de 4′ si quiero llegar dentro del tiempo con cierta holgura.

Bajando la zona vieja voy ya muy tocado, intento recuperar el aliento y, a la vez, no perder ritmo y aunque muy cansado cumplo el km 20 con opciones de lograr mi objetivo.

Lo que queda ya es historia, entrando en el último kilómetro con la gente apoyando y oyendo la megafonía lo hago con la mente en blanco, dejándome llevar.

La entrada en las pistas del centro de tecnificación deportiva es un final de carrera con el que soñaría cualquier corredor popular, la vuelta a la pista con la gente de las gradas animando y a sabiendas de que cumpliría el objetivo han sido uno de mis momentos más felices como atleta aficionado.

Finalmente, paro el crono en 1h24’26” de tiempo real. Objetivo cumplido y muy orgulloso por el esfuerzo. Hoy no me quedaba más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.